sábado, 13 de octubre de 2012

11-10-2012 MUNDO SUBNORMAL RADIO

Es cosa rara esto del Rock. Siendo algo tan de adultos, y que genera tan poco interés en las nuevas generaciones, las cuales se avalanzan ávidas sobre ritmos latinos transatlánticos re-fusionados con despampanantes exhibiciónes de poderío monetario, chulería de extrarradio norte-americano y prosaicas féminas, a nosotros, a medida que entramos en esa tediosa vida adulta, lentos, a nuestro ritmo, cada día estamos menos interesados en los conciertos de viejas bandas que visitan nuestra ciudad, para dejarnos ver, muy por encima, lo que fueron un día, cuando se atrevieron a desafiar a la Industria.

Este pasado jueves, víspera de la celebración de esa fiesta que nos recuerda el lugar en que vivimos (necesaria por si hay alguien que tiene problemas de orientación), fuimos a ver a Lurkers, esa banda del este londinense, de la que algunas personas (demasiadas) dicen con infundada maldad, y para nuestro tremendo disgusto, que son la respuesta inglesa a los Ramones. Aunque malenvejezcamos, las ganas de pasar un tremendo rato, dando brincos y empujones, seguimos sacándolas a flote de cuando en cuando, y dado el agridulce recuerdo que nos dejaron estos señores en la última visita a la que acudimos los dos locutores de este programa, hace algunos años, nos pareció una gran ocasión para ello. Eramos más bien escépticos en cuanto al número de almas que se darían cita allí, pero fué una agradable sorpresa encontrarnos, entre unas cuantas caras conocidas, a unas 80 personas, por decir un número aproximado. Esto, salvo para el que organiza, carece de interés, ya que, pocas personas pueden formar un buen caos. Aunque muchas, pueden evitar que te partas la cabeza, por la disminución de espacio para rodar.

Abrieron el concierto Hermanos Sancheski, una banda de corte punkrock para lúdicos patinadores de suburbio, formada hace algunos años, por gente procedente de otros grupos capitalinos de similar sonido.
Aunque activos y vacilones sobre el escenario, y con unos cuantos parroquianos a su favor, nosotros no les prestamos mucha atención, pues somos más de bici, y hace años que dejamos el chicle. No obstante, podéis oir algunos temas suyos aqui: http://hermanossancheski.bandcamp.com/
Los Lurkers salieron con el rollizo Arturo Bassick, miembro fundador que abandonó el barco demasiado rápido, para reflotarlo años después, acompañado de otro par de veteranos que no sé en que momento se reenganchan a girar con el susodicho. ¿Estafa? ¡Ágrias polémicas suscita esta idea! Dejémoslo correr..
Se mostraron, en general, en forma. Dinámicos, complices con el público y entre ellos, sonaron bien, en mi opinión de no-músico de oido justito. No soy un purista, sólo me gusta saltar y berrear puño en alto las canciones que me sé. Empezaron arrolladoramente con Freak Show, siguieron el éxtasis con el superhit I Dont Need To Tell Her, y de ahí fueron alternando temas más posteriores, de esos que prácticamente nadie conoce y suenan a Punkrock de nuevo cuño, con poca identidad, y prácticamente insulsos, con clásicos como Jennny, New Guitar In Town, Shadow, y algunos otros, para acabar en el célebre bis, con Then I Kick Her y otro tema raro raro raro.. Un set aceptable. Faltó algún tema, sobraron algunos más, pero en fin, en conjunto, la opinión pública dictaminó un buen concierto. No pasará a los anales, pero nos divertimos mucho y al día siguiente, baremo indiscutible de la calidad de una noche, estabamos hechos mierdaza.
¡Ah! Y por suerte no se hicieron ninguna versión de los melenudos de Queens. Siempre un acierto.
                

No hay comentarios: