sábado, 21 de abril de 2012

Esta semana, en lugar de hacer otra incongruencia enlatada de una hora, nos acercamos culebreando, hasta pie de escenario para ver a Sonic Avenues, una banda canadiense que nos dejó muy buen sabor de boca. PowerPop de potentes melodías, revitaminado con altas dosis de ritmos frenéticos. Ultraestimulantes himnos que sacaron los mejores deseos desde nuestras vísceras. Y ya, terminar versioneando a Adverts (e incluso a The Zeros) fué el punto necesario para ganarse nuestro corazón. Un gran descubrimiento. Muy recomendable sus discos, y por supuesto acudir a verles, si pasan cerca de tu urbe.
Steve Adamyk Band, sin embargo, no nos llenó en demasia.  Se nos hizo una actuación impersonal, de PunkRock ruidoso, acelerado y con un regusto a banda sonora de serie americana adolescente que no terminamos de disfrutar.  Aunque esta crítica pueda sonar chocante, viniendo de nosotros, supongo que no era lo que nos pedía el cuerpo aquella noche.

Dos "shows", por cierto, que sobrepasaron ligeramente la media hora, rápidos, y sin mucho adorno, ni regodeo de si mismos, ni bises, ni mierdas variadas de músicos iluminados, como nos gustan en esta casa, y afirmamos con rotundidad que deberían ser TODOS los conciertos. Bien si pagas lo que consideres justo, como esta noche, bien te dejes atracar suciamente.





La semana que viene, volvemos, si no se extingue la raza humana, con Ejército De Desertores, su recién estrenada maqueta, su fanzine, sus últimas eventualidades y sus próximas aventuras.

1 comentario:

Nuestra pasión dijo...

http://imageshack.us/photo/my-images/546/concipasion.jpg/